Career Hacks: 5 actitudes que me ayudaron a crecer como líder técnico

Cuando entré a Wolox tenía 21 años y estaba empezando mi primera experiencia laboral como desarrollador trainee Full Stack. Hoy, siete años después, soy Head de desarrollo Front-End y Mobile.

Career Hacks: 5 actitudes que me ayudaron a crecer como líder técnico

This article originally appeared in Wolox LinkedIn page.

Cuando entré a Wolox tenía 21 años y estaba empezando mi primera experiencia laboral como desarrollador trainee Full Stack. Hoy, siete años después, soy Head de desarrollo Front-End y Mobile.

Wolox me dio esta oportunidad de crecer en un ambiente colaborativo con nuevos desafíos a cada paso. Pero también, creo que hubo decisiones y actitudes que tomé que fueron fundamentales para que se me confiara este rol de liderazgo.

Hay un momento clave en toda carrera de un desarrollador en el que debe decidir si priorizar su crecimiento individual o comenzar a liderar equipos. Para todos aquellos que hayan elegido o piensan elegir en el futuro la segunda opción me gustaría compartirles mi experiencia, aquellas buenas prácticas que me permitieron avanzar y también los principales obstáculos que tuve que superar como líder técnico de equipos.

1. Encuentra el equilibrio entre establecer estándares e incorporar nuevas tecnologías

Creo que es fundamental establecer estándares sobre la forma de trabajo: que en todos los proyectos se encuentre la misma estructura de carpetas, las mismas herramientas, las mismas convenciones de código, etc. De esta manera, al empezar un nuevo proyecto hay menos dudas técnicas y el desarrollador puede enfocarse en comprender el negocio, algo que valoramos mucho en Wolox. Ese fue uno de mis primeros proyectos como líder: creé los estándares para HTML, CSS y AngularJS.

Todo estaba ordenado y vi como los equipos avanzaban más ágilmente…hasta que apareció React.

Tuve que replantearme todo lo que había hecho. Debo confesar que fue difícil pero en esta industria es fundamental saber identificar qué tecnologías van a mejorar realmente la performance de los desarrollos y ser lo suficientemente flexible para cambiar, adaptarse y aprovecharlas.

Al pasar de AngularJS a otro framework de Front-End tuvimos que repensar todo nuestro estándar desde cero pero el resultado valió la pena: teníamos un nuevo bootstrap con estándares de React y la adaptación necesaria de los anteriores (HTML y CSS) para que nuestros equipos se dedicaran a hacer lo que más les gusta: aprovechar lo último en tecnología para encontrar soluciones escalables a cada desafío técnico.

2. Aprende un poco de todo

Al comienzo de mi carrera tuve la flexibilidad de sumarme a diferentes proyectos: empecé en Back-End, después hice Front-End y luego me sumé al equipo de Android. Este recorrido me ayudó en mi crecimiento como líder técnico.

Primero y principal, me di cuenta qué era lo que más me interesaba. Aprendí un poco de todo pero descubrí que siempre me llamaba la atención lo visual e investigaba por mi cuenta nuevas soluciones. Así me fue fácil, más adelante, decidir especializarme en Front-End.

Por otro lado, haber participado en proyectos de Back-End hoy en día me da el conocimiento para entender la lógica de una API, cómo funciona una base de datos y poder proponer soluciones que tengan sentido a un nivel más macro.

La universidad también me ayudó en esto porque me dio una base que quizás en un bootcamp específico no hubiese obtenido. El conocimiento general que te da una carrera universitaria te permite como líder después pensar los proyectos de manera más integral.

3. Sé un líder al servicio

Como líder no sos el único que propone desafíos. Los miembros de tu equipo te desafiarán constantemente preguntando el por qué del por qué. Y en Wolox esa actitud nos encanta.

Como líder esto te obliga a replantearte muchas cosas que das por sentado y tomarte el tiempo de ir a las bases. Comprender no es lo mismo que saber explicar. Pero no es necesario un background docente sino simplemente investigar cómo otros explican esos temas básicos.

Al ser trainer de muchos woloxers pude reafirmar las bases de mis aprendizajes, generar confianza con ellos y también consolidar sus conocimientos para tener un equipo cada vez más versátil.

4. Elimina los obstáculos, no importa de qué tipo sean

En el día a día de un líder técnico hay muchas cuestiones a resolver que no tienen que ver con tu área de expertise.

Por ejemplo, recuerdo que una vez como desarrollador quería mostrarle en un entorno de prueba algunas funcionalidades desarrolladas a un cliente para que pudiera probarlas. Esto implicaba levantar una infraestructura para este entorno y decidí probar hacerlo yo mismo. Investigué y con algo de ayuda de nuestro equipo de infraestructura logré crear todos los ambientes necesarios.

Gracias a esa decisión no solo pudimos mostrarle al cliente los cambios sino que también logré conseguir nuevos aprendizajes y hoy puedo ayudar al equipo de infraestructura en temas relacionados a Front-End.

A veces para ser un buen líder técnico hay que ir más allá de tu propia expertise si es necesario siempre en pos de resolver problemas para que el proyecto y el equipo avance.

5. Enfrenta las situaciones difíciles

Ser líder de equipo significa pasar del código a tratar con personas. Y las personas son únicas, reaccionan diferente y hay que aprender a conocerlas para poder comunicar mensajes difíciles de la manera más eficaz.

No dejes para después los conflictos que pueden empezar a surgir. Es importante abrir conversaciones honestas con las personas necesarias para que el equipo pueda trabajar unido.

Mi consejo es comenzar a tomar estas conversaciones siempre que puedas porque ninguna universidad te lo enseña. Es algo que se aprende y se mejora solo con la práctica.

Estas son algunas de las claves que me ayudaron en mi crecimiento. ¿Y ustedes? ¿Coinciden? ¿Agregarían otros puntos? ¡Espero sus comentarios!